Prophecy Place (El lugar de la Profecía)


 
ÍndiceEl portalRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Los ideales, las canciones y las poesías

Ir abajo 
AutorMensaje
Voz en el desierto
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 2962
Edad : 66
Fecha de inscripción : 16/03/2008

MensajeTema: Los ideales, las canciones y las poesías   Lun Sep 22, 2014 7:54 pm

Los ideales, las canciones y las poesías tienen una acción muy eficaz sobre el sentimiento humano; crean un enamoramiento y fijan una identidad. Las tres se ensayan para procurar su efectividad. Hitler por ejemplo ensayaba frente a un espejo sus poses y su estilo discursivo: es la práctica de sembrar un ideal. El ideal, la canción y la poesía requieren de una interpretación como canal. Si ésta se hace bien, el ideal la canción y la poesía entran al corazón y ocupan un espacio que suelen ser llaves para entrar de nuevo...Por una canción o una poesía se conquistaron amores y por un ideal despertaron las pasiones.
Estas cosas suelen ser formas que vende la publicidad comercial pues son susceptibles al influjo del artificio que es superficialidad que no muestra una verdad ya que su intención puede ser falsa o verdadera. La publicidad es el medio que justifica el fin del ideal, canción o poesía de un modo más sutil y hasta engañoso que conquista sin violencia como forma paralela de Maquiavelo. y hace posible hacer revoluciones sin necesidad de un disparo. Una canción conquista un corazón y ya dentro se tiene acceso a las posesiones del amado o de la amada o de un pueblo...se alcanza el poder. Los ideales se sobreponen a la canción y a la poesía y las amalgama la publicidad para afianzarlos de un modo interesado.
Hay un influjo extraño en la canciónl los idearios y la poesía; una especie de convención sin acuerdos que, justifica las mentiras y parecen aceptarse aún a nivel de los sentimientos. En una canción de amor se ofrece regalar la luna y las estrellas y nadie se ríe de ello; se acepta y casi se cree. Una canción logra arrancar nuestra risa y nuestras lágrimas. Una canción idearia habla de luchar al más cobarde. Un discurso ideario plantea ilusiones y esperanzas aunque sean sólo mentiras como en una canción o en una poesía. Un recital de canciones o poesia es a lo que es una campaña electoral en donde se dibujan ilusiones en el aire. La política y la religión viven de idearios, canciones y poesía y aún existiendo diez mil religiones y partidos políticos por igual, las mentiras y medias verdades suelen ocupar buena parte de ellas. En la política y en la religión, como bien lo dijo el Maestro, sólo por los frutos se verifica lo verdadero; pero sucede que la política y la religión como idearios... una vez entrados cual las canciones y las poesías, los hombres pierden la razón y fanatizan la mentira hasta defenderla a ultranza aún sabiendo que no se pueden bajar las estrellas. No en vano Dios habla en cánticos y en poesía a través de toda la Biblia y no en vano el enemigo suele imitar lo de Dios para que nadie crea a la verdad y entonces reine la mentira. Y no en vano dícele Dios a Ezequiel: "Y he aquí que tú eres a ellos como cantor de amores, ... y oirán tus palabras, pero no las pondrán por obra." (cap 33) porque desgraciadamente los pueblos siguen y seguirán viviendo de ilusiones aunque al final se mueran de desengaños...hasta el fin de todos los tiempos.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://prophecyplace.forospanish.com
Mónica L. Márquez

avatar

Cantidad de envíos : 532
Edad : 43
Fecha de inscripción : 19/03/2008

MensajeTema: Re: Los ideales, las canciones y las poesías   Dom Oct 19, 2014 3:18 am

Hola Voz, hace tiempo me tocó leer esto y te lo comparto porque aunque no menciona la musica o la poesía si menciona otras cosas que se pueden agregar a la lista. Me tocó entrar a ver los posts que fueron las primeras veces que participe en foros despues de ADF y me tope con este aporte... espero que este post sea util.
El reconocido y siempre crítico lingüista del MIT, Noam Chomsky, una de las voces más respetadas y consolidadas de la disidencia intelectual durante la última década, ha compilado una lista con las diez estrategias más comunes y efectivas que siguen las agendas “ocultas” para manipular al público a través de los medios de comunicación.

Históricamente los medios masivos han probado ser altamente eficientes para moldear la opinión general. Gracias a la parafernalia mediática y a la propaganda se han creado o destrozado movimientos sociales, justificado guerras, matizados crisis financieras, incentivado unas corrientes ideológicas sobre otras e incluso se da el fenómeno de los medios como productores de realidad dentro de la psique colectiva.

¿Pero cómo detectar las estrategias más comunes para entender estas herramientas psicosociales de las cuales, seguramente, somos partícipes? Por fortuna Chomsky se ha dado a la tarea de sintetizar y poner en evidencia estas prácticas, algunas más obvias y otras más sofisticadas, pero aparentemente todas igual de efectivas y, desde un cierto punto de vista, denigrantes. Incentivar la estupidez, promover el sentimiento de culpa, fomentar la distracción o construir problemáticas artificiales para luego, mágicamente, resolverlas, son sólo algunas de estas tácticas.

1- La estrategia de la distracción.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a la granja con los otros animales (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2- Crear problemas, después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana o planear y ejecutar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.




3- La estrategia de la gradualidad.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. De esa manera condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (como el neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.


4- La estrategia de diferir

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.




5- Dirigirse al público como criaturas de poca edad.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se pretenda engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.




6- Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional y por ende al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones o inducir comportamientos.


7- Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que el nivel de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores” (ver Armas silenciosas para guerras tranquilas).


8- Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

Promover en el público la idea de que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto.




9- Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autoinvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. ¡Y, sin acción, no hay revolución!




10- Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el que los individuos tienen y ejercen sobre sí mismos. Tristemente creo que hoy incluso las religiones usan esas estrategias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://betberajot.forumotion.com
Voz en el desierto
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 2962
Edad : 66
Fecha de inscripción : 16/03/2008

MensajeTema: Re: Los ideales, las canciones y las poesías   Vie Oct 31, 2014 9:12 am

muy buen aporte Mónica.
Dios te guarde y bendiga. Me alegra saber de ti
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://prophecyplace.forospanish.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Los ideales, las canciones y las poesías   

Volver arriba Ir abajo
 
Los ideales, las canciones y las poesías
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Alimentos ideales para desintoxicarte
» Poesía Visual
» POESÍA ÉPICA Y LÍRICA ARCAICA ROMANA
» La Guadaña Del Tiempo - poesía dedicada a mi amor
» Poema de Víctor Hugo (siglo XIX)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Prophecy Place (El lugar de la Profecía) :: De todo un poco-
Cambiar a: